Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y su experiencia de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso OK
Puede cambiar la configuración u obtener Más información

nuestra planta de biomasa


con una producción de pellet de 1.200 kg/h y una capacidad de 6.000 t.

Fases de nuestro proceso productivo

Previamente a los trabajos en nuestra planta de fabricación, producimos y recogemos la astilla de madera en el campo.
Dependiendo del uso final del pellet, seleccionamos nuestra materia prima: pino para pellet destinado a estufas y calderas; y encina para cama de animales.


Trituración primaria

El primer paso del proceso consiste en triturar la materia prima que suele presentarse en troncos de diferentes tamaños, utilizando para ello:

  • Equipos de recogida y apilado de materia prima.
  • Equipos de trituración y astillado móviles.
De esta manera generamos astillas de tamaño reducido que se transportan hasta la instalación de peletizado mediante camiones con remolques de gran volumen y piso móvil.

Limpieza y clasificado

Estas astillas se procesan en la planta de clasificado para eliminar la fracción de menor tamaño (que es la que puede generar más ceniza) y se tratan los tamaños superiores para retirar las impurezas que puedan haberse mezclado en los trabajos de campo). Posteriormente, la astilla clasificada se traslada a la planta de peletizado para su utilización.

Ver vídeo https://youtu.be/BuvumbX0r8I

Refino

Mediante el molino refinador, que forma parte de la propia instalación, se procesa la astilla que llega, generando el serrín que permita el correcto funcionamiento del proceso de peletizado.

El producto refinado se almacena por aspiración en un silo que cuenta con los correspondientes filtros de mangas para evitar emisiones a la atmósfera de partículas en suspensión. Para la fabricación de un biocombustible de calidad se precisa que su humedad no supere el 9%, por tanto debemos reducir la humedad de la materia prima elegida hasta un límite del 12%, en el caso del pino, y del 14% si se trata de encina (en el caso de maderas más densas puede aumentarse esta humedad.)

Línea de peletizado

Desde el silo pulmón se alimentan las líneas de peletizado, mediante un sistema de transporte a discos. La planta cuenta con una línea de peletizado que puede ampliarse en un futuro si la demanda del producto así lo requiriera, ya que la capacidad de producción del molino de refino, permite este aumento en la instalación.
Los pellets producidos son enfriados y cribados, depositándose, por un elevador de cinta, en una de las dos tolvas que alimentan, por un lado el sistema de pesaje y llenado de sacos de plástico, que se sellan posteriormente con una termo soldadora y, por otro, el sistema de llenado y pesaje de sacos tipo big-bag.
La instalación la complementa un sistema centralizado de aspiración, filtrado y recuperación de polvo (que vuelve al proceso). Se trata de una instalación completamente automática, requiriéndose a los operadores, solamente, para funciones de mantenimiento y organización del producto terminado.

https://youtu.be/sziL2x8gyp8